Download E-books El último tango de Salvador Allende (Spanish Edition) PDF

Ninguno de los comandantes en jefe de las Fuerzas Armadas chilenas responde en su domicilio l. a. mañana del eleven de septiembre de 1973. Todo indica que el golpe de Estado está en marcha. Salvador Allende se dirige al Palacio de los angeles Moneda. Y Rufi no, asistente own del presidente, viejo compañero en un taller anarquista y gran amante del tango, afi ción que comparte con el mandatario, escribe en un cuaderno escolar los angeles historia de l. a. tragedia que se avecina.

Muchos años después, ya derrumbados los muros de l. a. Guerra Fría, el mismo cuaderno ve l. a. luz cuando inesperadamente llega a las manos de David Kurtz, ex agente de l. a. CIA, quien a través de sus páginas irá descubriendo no solo l. a. vida íntima del presidente, sino también secretos inimaginables de su propio pasado.

Con talento y maestría, Roberto Ampuero nos entrega una novela apasionante sobre l. a. lealtad y l. a. traición, l. a. honestidad y l. a. impudicia, el amor y el desamor, el bien y el mal que anidan en el alma y los angeles historia de los hombres.

Show description

Read or Download El último tango de Salvador Allende (Spanish Edition) PDF

Best Mystery books

Dead by Midnight (Death on Demand)

“If I have been educating a direction on tips to write a secret, i'd make Carolyn Hart required studying. ”—Los Angeles Times“One of the most well-liked practitioners of the normal secret” (Cleveland undeniable Dealer), Carolyn Hart is unstoppable—and her demise on call for secret sequence turns out to recuperate with each booklet.

The Harlequin Tea Set and Other Stories (Agatha Christie Collection)

The Queen of puzzle has come to Harper Collins! Agatha Christie, the stated mistress of suspense—creator of indomitable sleuth leave out Marple, meticulous Belgian detective Hercule Poirot, and such a lot of different unforgettable characters—brings her whole oeuvre of creative whodunits, locked room mysteries, and puzzling puzzles to William Morrow Paperbacks.

Rooms: A Novel

The recent York instances bestselling writer of ahead of I Fall and the Delirium trilogy makes her terrific grownup debut with this enthralling tale within the culture of the beautiful Bones, Her apprehensive Symmetry, and the sea on the finish of the Lane—a story of family members, ghosts, secrets and techniques, and secret, during which the lives of the residing and the lifeless intersect in stunning, astonishing, and relocating methods.

The Venus Throw: A Mystery of Ancient Rome (Novels of Ancient Rome)

On a relax January night in fifty six B. C. , unusual viewers to Rome - an Egyptian ambassador and a eunuch priest - hunt down Gordianus the Finder whose forte is fixing murders. however the ambassador, a thinker named Dio, has come to invite for anything Gordianus can't provide - assist in staying alive.

Additional info for El último tango de Salvador Allende (Spanish Edition)

Show sample text content

L. a. capital chilena ha cambiado una enormidad con respecto a l. a. que dejé en diciembre de 1973. Ahora, Santiago —o al menos estos barrios— es una ciudad moderna, próspera y casi alegre, con indudable aspecto de Primer Mundo. En cambio, los angeles capital a los angeles que llegué en enero de 1970, simulando ser un fotógrafo y vendedor de cámaras fotográficas, period gris, chata, triste y tercermundista, y estaba dividida a muerte entre quienes deseaban que Chile siguiese un desarrollo tradicional y quienes, inspirados en los angeles Revolución cubana, anhelaban cambiar drásticamente las reglas del juego. l. a. interminable fosa excavada en Santiago para construir el futuro tren metropolitano period entonces l. a. mejor metáfora de los angeles profunda división del país. En esos años, el país, fundado en las desigualdades sociales y de oportunidades, comenzaba a ceder ante las demandas revolucionarias de obreros y campesinos que estimulaba una izquierda que aspiraba a barrer el viejo orden y construir una utopía socialista. Salvador Allende period su líder indiscutido, un hombre que despertaba desconfianza y temor en el centro y los angeles derecha. Cuando llegué con mi mujer y mi hija a Santiago y nos instalamos en una casa de estilo francés en los angeles calle Pedro de Valdivia, el país estaba en las vísperas de los angeles elección presidencial en que ese cuatro de septiembre ganaría Allende. El médico de bigote y anteojos de gruesos marcos negros provocaba expectativas desmesuradas entre los pobres, que exigían los angeles nacionalización del cobre, l. a. expropiación de fábricas, bancos y haciendas, demandas que sembraban el pánico entre los ricos y en Washington, porque el país podía convertirse en otra Cuba y aliarse con los angeles Unión Soviética. Para impedirlo, l. a. Compañía envió a Chile a centenares de expertos bajo falsa cobertura. Yo figuraba entre ellos. Pero no he regresado a este país más de veinte años después de mi sigilosa partida para analizar su política, ni para reclutar agentes ni instalar una fachada al amparo de l. a. representación diplomática —hoy convertida en un búnker de granito junto al río Mapocho—, ni tampoco para convencer a nadie de l. a. necesidad de obstaculizar el acceso al poder de un socialista, me dije sentado al escritorio junto a los angeles ventana que da a una calle arbolada. Destapé una botella de scotch, me solté el nudo de l. a. corbata y, recostado en los angeles cama, con un temblor de manos, bebí un sorbo y volví a examinar l. a. vieja foto en blanco y negro en que Victoria aparece con unos amigos aparentemente chilenos. Allí está ella, como de diecinueve o veinte años, cuando estudiaba arqueología en l. a. Universidad de Chile, en 1972 o 1973. Yo tenía entonces poco más de cuarenta años, mi bella y dulce Audrey aún vivía, y ambos formábamos un matrimonio feliz, a pesar de que yo dedicaba los angeles mayor parte del tiempo a resolver los encargos de los angeles Compañía, una carrera que me sedujo desde que vi las primeras películas de l. a. Segunda Guerra Mundial en mi adolescencia en Minnesota. Victoria sonríe en l. a. foto. Tiene l. a. boca grande, los ojos tiernos y los labios carnosos.

Rated 4.52 of 5 – based on 49 votes