Download E-books Canto general PDF

By Pablo Neruda

Himno telúrico a los elementos naturales del continente americano, ascensión hacia l. a. redención del propio ser desde el deshumanizador mundo masificado hasta los angeles comunión con un pasado que es un paisaje a l. a. vez humano, arqueológico y orográfico, Canto common es quizá, por encima de todo, un poema a los angeles vez épico y ethical. Se trata de un texto en los angeles gran tradición de los angeles poesía a un tiempo civil, histórica y metafísica de los poetas románticos, a l. a. que ha sido incorporada l. a. herencia expresiva de las vanguardias de nuestro siglo, y l. a. capacidad desmitificadora y satírica del cronista crítico del presente. Esta enormous biografía de un continente —desde los días precolombinos hasta l. a. llegada de los conquistadores, los angeles explosión descolonizadora y l. a. actualidad de los angeles época de su redacción— es también los angeles biografía de un hombre, el propio Neruda, errante y clandestino al redactarla, y un canto a sus compatriotas anónimos, a los angeles fraternidad con los oprimidos y humildes y a los angeles vastedad silenciosa y solemne del gran océano inmemorial que lo circunda todo. Al difundirse los angeles noticia de los angeles concesión del Premio Nobel a Pablo Neruda, expertos de todo el mundo asociaron ante todo al gran poeta chileno con este impresionante y envolvente canto a América que ya se ha impuesto como una de las obras maestras de Neruda y de l. a. literatura en lengua española de nuestro siglo.

Show description

Read or Download Canto general PDF

Best Poetry books

Sinners Welcome: Poems

From Mary Karr, the prize-winning and big apple instances bestselling writer of The Liars’ membership and Cherry, comes the paperback variation of Sinners Welcome, her fourth and latest choice of poetry. released to coincide with the hardcover free up of her most recent memoir, Lit, Sinners Welcome strains her unbelievable trip from a tormented adolescence right into a resolutely irreverent Catholicism.

Source

This daring, wide-ranging collection—his 6th publication of poems—demonstrates the unmistakable lyricism, fierce remark, and strength of feeling that experience made Mark Doty's poems targeted to readers on either side of the Atlantic.

The poems in resource deepen Doty's exploration of the anomaly of self-hood. they give a fancy, boldly coloured self-portrait; their muscular traces argue fiercely with the actual fact of restrict; they pulse with the drama of notion and the search to forge that means.

Bird Eating Bird: Poems (National Poetry Series)

A winner of the 2008 nationwide Poetry sequence mtvU Prize as chosen by means of Yusef Komunyakaa (winner of the Pulitzer Prize), Kristin′s paintings perpetuates NPS′s culture of marketing remarkable poetry from lesser recognized poets. Her poems are playful and severe abruptly. They discover the richness of her cultural and linguistic historical past, which spans the globe from Mexico to the Philippines.

The Iliad

The nice conflict epic of Western literature, translated by way of acclaimed classicist Robert Fagles   relationship to the 9th century B. C. , Homer’s undying poem nonetheless vividly conveys the horror and heroism of guys and gods wrestling with towering feelings and combating amidst devastation and destruction, because it strikes inexorably to the wrenching, tragic end of the Trojan conflict.

Extra resources for Canto general

Show sample text content

Vino a morderme Lunes y le di algunas hojas. Vino a insultarme Martes y me quedé dormido. Llegó Miércoles luego con dientes iracundos. Yo lo dejé pasar construyendo raíces. Y cuando Jueves vino con una venenosa lanza negra de ortigas y de escamas lo esperé en medio de mi poesía y en plena luna le rompí un racimo. Vengan aquí a estrellarse en esta espada. Vengan a deshacerse en mis dominios. Vengan en amarillos regimientos, o en los angeles congregación de sulfurosos. Morderán sombra y sangre de campanas bajo las siete leguas de mi canto. XVII Se reúne el acero (1945) HE VISTO al mal y al malo, pero no en sus cubiles. Es una historia de hadas los angeles maldad con caverna. A los pobres después de haber caído al harapo, a los angeles mina desdichada, le han poblado con brujas el camino. Encontré l. a. maldad sentada en tribunales: en el Senado l. a. encontré vestida y peinada, torciendo los debates y las rules hacia los bolsillos. El mal y el malo recién salían de bañarse: estaban encuadernados en satisfacciones, y eran perfectos en los angeles suavidad de su falso decoro. He visto al mal, y para desterrar esta pústula he vivido, con otros hombres, agregando vidas, haciéndome secreta cifra, steel sin nombre, invencible unidad de pueblo y polvo. El orgulloso estaba fieramente combatiendo en su armario de marfil y pasó l. a. maldad en meteoro diciendo: �Es admirable su solitaria rectitud. Dejadlo. » El impetuoso sacó su alfabeto y montado en su espada se detuvo a perorar en los angeles calle desierta. Pasó el malo y le dijo: �Qué valiente! » y se fue al membership a comentar los angeles hazaña. Pero cuando fui piedra y argamasa, torre y acero, sílaba asociada: cuando estreché las manos de mi pueblo y fui al combate con el mar entero; cuando dejé mi soledad y puse mi orgullo en el museo, mi vanidad en el desván de los carruajes desquiciados, cuando me hice partido con otros hombres, cuando se organizó el steel de los angeles pureza, entonces vino el mal y dijo: �Duro con ellos, a l. a. cárcel, mueran! » Pero period tarde ya, y el movimiento del hombre, mi partido, es los angeles invencible primavera, dura bajo los angeles tierra, cuando fue esperanza y fruto basic para más tarde. XVIII El vino VINO de primavera... Vino de otoño, dadme mis compañeros, una mesa en que caigan hojas equinocciales, y el gran río del mundo que palidezca un poco moviendo su sonido lejos de nuestros cantos. Soy un buen compañero. No entraste en esta casa para que te arrancara un pedazo de ser. Tal vez cuando te vayas te lleves algo mío, castañas, rosas o una seguridad de raíces o naves que quise compartir contigo, compañero. Canta conmigo hasta que las copas se derramen dejando púrpura desprendida sobre l. a. mesa. Esa miel viene a tu boca desde los angeles tierra, desde sus oscuros racimos. Cuántos me faltan, sombras del canto, compañeros que amé dando los angeles frente, sacando de mi vida l. a. incomparable ciencia varonil que profeso, l. a. amistad, arboleda de rugosa ternura. Dame los angeles mano, encuéntrate conmigo, basic, no busques nada en mis palabras sino los angeles emanación de una planta desnuda.

Rated 4.28 of 5 – based on 13 votes